Translate

Rebelión por las kiranas

La India es el país con la mayor densidad de comercios en todo el mundo en virtud de la existencia de las kiranas, pequeños negocios que se heredan de padres a hijos y ofrecen desde créditos hasta el producto más impensado, entrega a domicilio incluida.

Considerados un elemento clave en la vida cotidiana, estos establecimientos dominan las ventas al por menor y han conseguido sobrevivir a la competencia de los grandes supermercados por estar junto al consumidor, conviviendo con la comunidad y formando parte de ella ahora se enfrenta a la decisión del gobierno indio de abrir el comercio minorista a las inversiones extranjeras.

 En el inicio de una campaña de reformas con las cuales espera reactivar la economía y que ha dado en denominarse Big-Bag, el gobernante Partido del Congreso logró de entrada una explosión que hasta cierto punto reconfiguró el universo político nacional.

Un par de días después de anunciada la medida, partidos de derecha a izquierda, agrupaciones políticas regionales y sindicatos convocaron a una huelga general que luego apoyaron más de 60 millones de personas.

A las protestas no les faltó combustible, pues adicionalmente el gobierno había anunciado que aumentaría en el 12 por ciento el precio del diesel y reduciría de 12 a seis por año los cilindros de gas licuado que podían comprar a precios subvencionados las familias de menos recursos.

Y aún más: a las transnacionales extranjeras también se abrirían las aerolíneas y la televisión locales por el momento, porque según diversas fuentes la decisión también alcanzará a la industria farmacéutica y hasta a los seguros y pensiones.

Esencia aparte, está la cantidad: se considera que los cerca de 50 millones de pequeñas tiendas existentes en el país le garantizan el sustento a un número cuatro o cinco veces superior de personas, o sea, a alrededor de la sexta parte de los mil 210 millones de indios.

Desde hace años, transnacionales como la norteamericana Walmart, la británica Tesco o la francesa Carrefour están a la espera de participar en la distribución de tamaño pastel.

El 99 por ciento de los propietarios de las kiranas, por no decir todos, temen que no podrán resistir semejante competencia. Y afirman que irán a cuanta huelga sea necesaria para forzar al gobierno a retirar la medida, como ya consiguieron a inicios de este año.

GOBIERNO DICE QUE NO HAY MARCHA ATRÁS

Instalado en la palestra pública, el asunto es objeto de encendidos debates en cuanto foro político, legislativo o comercial sesiona en la India, tanto en los de nivel nacional como en los estaduales o de ciudades, aldeas y barrios.

Aclaró, además, que cada uno de los 28 estados de la India podrá decidir en última instancia sobre si admitir o no a las empresas foráneas en el comercio minorista, y recalcó que "ninguno de los gobiernos regionales puede negar a los otros los beneficios de la inversión extranjera directa".

Su discurso se produjo unas horas después de que el Congreso Trinamool, uno de los aliados claves del Partido del Congreso, se desgajara de la gobernante Alianza Progresista Unida y retirara del gabinete a un ministro y seis viceministros.

*Corresponsal Jefe de Prensa Latina en India

Extracto del artículo: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=569571&Itemid=1

0 comentarios:

Publicar un comentario

Hindi en Mallorca...