La india Fulla Nayak falleció hace algunos días a los 125 años de edad. Sin embargo, antes de morir la anciana confesó que llegó a la avanzada edad gracias a que durante su vida consumía frecuentemente marihuana.

Según la vetarana, la planta más el jugo de palma y el té caliente fueron las claves para lograr vivir urante tantos años.

Fulla pasó sus últimos días de vida con la menor de sus hijas, quien tenía 92 años. Ahora su familia realiza los trámites necesarios para incribirla en el libro de récord Guinness.